Review: Las mujeres , que leen , son peligrosas

miércoles, 14 de julio de 2010

Desde el Blog de LA DraCaroline les traemos un interesante review.

Stefan Bollman ha explorado la presencia de mujeres y de niñas lectoras en el arte occidental, desde la Edad Media hasta nuestros días, y nos ofrece una amplia serie de imágenes, acompañadas de comentarios, que empiezan con La Anunciación de Simone Martín (en que María, sorprendida por el ángel en plena lectura, es, nos dice, una femme d`esprit, y no la inocente ingenua que los teólogos tenían por costumbre ver en ella) y termina con la famosa fotografía de Eve Arnold Marilyn leyendo `Ulises` (aducida a menudo como prueba de las inquietudes intelectuales de la actriz, y de a mí, cada vez que la miro, me hace ponerlas más en duda).
Se trata de una selección de imágenes muy interesante y atractiva, pero no nos encontramos, aunque sea hermoso, ante un libro objeto, ni ante un libro de arte, porque la intención del autor ha sido muy otra. Por algo no han elegido como título `mujeres lectoras`, sino `las mujeres que leen son peligrosas`, título que no se presta a equívocos y muestra a las claras la intención de la obra, y que yo, un poco como juego, un poco haciendo el papel de abogado del diablo, pongo entre interrogantes, como pongo entre interrogantes las cuestiones múltiples que se plantean, que nos plantea este libro en torno al tema.

Descargar

15 comentarios:

Bookworm dijo...

Bueno, yo no he leído el libro, pero el título me encanta, precisamente lo vi ayer en otro blog que hablaba de que las mujeres leen más que los hombres. Te dejo en enlace aquí por si te apetece leerlo.
De todos modos le he enseñado esta portada a mi hijo y lo primero que me ha dicho es que no es verdad, que yo no soy peligrosa ¡je,je! qué majo.
Saludos

Jane dijo...

A mi también me encanta el título del libro , quizás se refieren a "peligrosas" porque sabemos o tenemos más conocimiento que las mujeres que no leen.

=D quien sabe y gracias por comentar.

Lana Drown dijo...

Me encanta sólo por el título ;)

anny96 dijo...

olaa
jaja el titulo me a echo mucha gracia
xDDDDD
si lo veo lo comprare a ver k tal
bss

Jane dijo...

La verdad sí , el título está buenísimo.

Carmen dijo...

Tanto este libro como Las mujeres que escriben también son peligrosas están muy bien; son para hojear una y otra vez. Tienen muy buenas ilustraciones...
Un beso,

Jane dijo...

Gracias Carmen por tu comentario

Armienne dijo...

Ya lo he bajado, Jane, y voy a leerlo.
¿Sabes? Estoy escribiendo algo: Recuerdos de una Puta Cubana que no Nació en Cuba.

Armienne dijo...

(Extractos)

Me crié con mi hermano, cinco primos y dos niños de una finca vecina que casi siempre andaban con nosotros. Yo era la única hembra entre 8 varones y quería jugar y andar con ellos.

El frente de la finca daba a un viejo camino de tierra por el que nadie pasaba. Al fondo de la finca y bastante lejos de la casa había una carretera que conducía al pueblo. Antes de llegar a la carreterita había que atravesar un monte de árboles y frutales. Para ir y venir de la escuela, los niños teníamos que hacer a pie todo el recorrido desde las casas a la carretera donde tomábamos una guagua que no teníamos que pagar.

El monte era muy tupido y era cruzado por un arroyo que corría por una quebrada entre los árboles; sus aguas eran frías y cristalinas, el fondo de arena y en la parte más honda me llegaba hasta el ombligo siendo yo grande.

Crecimos sueltos y libres, lejos de la vista y de la influencia de los mayores. Esa vida nos hizo independientes, unidos y capaces. Éramos una pandilla en la que nos protegíamos, no teníamos secretos, compartíamos nuestras experiencias, aprendíamos y éramos como uno.

Cuando era chiquita jugaba con mi hermano por los alrededores de la casa pero a los 6 años, poco después de comenzar en la escuela, se me permitió andar por la finca con los varones.

Cuando andaba con los varones, tan pronto me alejaba lo suficiente de las casas, me quitaba la blusa que llevaba para andar sin camisa como ellos y así fue a lo largo de toda mi niñez y adolescencia, aún cuando me habían brotado los pechos.

Salíamos por toda la finca pero sin lugar a dudas nuestro sitio preferido era el arroyo en donde pasábamos días enteros durante las vacaciones y los fines de semana y muchas tardes cuando regresábamos de la escuela.

Nos bañábamos desnudos en un claro soleado donde había una pequeña caída y el agua corría produciendo un delicioso murmullo.

Desnudos en sus orillas, jugábamos juegos propios de niños y, jugando, fue que empezamos a acariciarnos los cuerpos.

Nos mirábamos y nos tocábamos de una manera espontánea y natural. Poco después nos motivó la curiosidad y nos explorábamos para conocer nuestras diferencias sin que hubiera un contenido sexual en ello. Solo cuando nos dimos cuenta de que el vernos desnudos y tocarnos era considerado "malo" por los adultos y que nos podían castigar si se enteraban, fue que ese juego inocente se transformó en un retozo, el juego del toca-toca, en el cual los varones me tocaban a mi y yo a ellos con la malicia propia de hacer lo prohibido.

Llegó un momento en que nos empezamos a acariciar de una manera más íntima e intensa. Los varones me acariciaban y yo a ellos mientras nos bañábamos y jugábamos y, sobre todo, cuando estábamos en el claro a la orilla del arroyo retozando o secándonos al sol. Me tendía sobre la hierba al lado de los varones con mis piernas y brazos bien abiertos para que ellos me examinaran y me tocaran a sus anchas y yo acariciaba sus cuerpos y jugaba con sus bolitas y sus penecitos que me agradaba tocar para que se pararan en mis manos.

Intercambiábamos unas caricias suaves y un ligero rascado que provocaba cosquillas. Llenas de ternura pero también de malicia y ya con contenido sexual. Me era tan placentero que la mayoría de las veces me producían como un estado de ensoñación y entonces abría más las piernas y le pedía a los chicos que me acariciaran más.

¡Qué sorpresa se llevaría cualquiera que se asomase entre los arbustos! Una niña de 8 años, desnuda y acostada, con 8 varones alrededor que la acarician.

Jane dijo...

Arminda te esmerastes con tu comentario. XD Bueno si algún día llegas a completar el libro erotico que estas escribiendo te puedo hacer una reseña y recomendarlo.

Armienne dijo...

Jane, puede que nunca lo termine pero iré publicando poco a poco esta parte sexual-controversial en mi blog "Recuerdos de una cubanita" porque fue mi inicio como el ser sexual que soy.

Jane dijo...

Ok , pero se puede hacer reseña de tus fragmentos... tal vez seria bueno que los recopilaras todos en un documento de word.

Armienne dijo...

Los estoy editando en Word.

Jane dijo...

perfecto!

gothicboy279 dijo...

Yo quiero "lasa mujeres que escriben..." pero no la encuentro,sí saben donde puede descrgarla se los agrdecería.

Related Posts with Thumbnails
 
 
 

Afilianos

Afíliame


Contacto

mailonpix.com

Mi blog de arte

Sobre la Autora

Mi foto
Jane Lasso
Dibujante e Ilustradora de rostros y manga.
DIseñadora gráfica.



Ver todo mi perfil

Número de Posts


Widget by Ayuda para Blog

Contador

Páginas vistas en total

Top Comentaristas

Nuestro facebook

Que opinan los lectores